Sobre la Intolerancia

El Templo - for the Intolerance articleYo creo, sinceramente, que el problema de la intolerancia proviene de que somos intolerantes en primer lugar con nosotros mismos. Pienso que el verdadero problema reside en nuestra heredada necesidad de perfección, por la cual no admitimos errores en nuestra conducta, simplemente porque no hemos llegado todavía a comprender que dichos errores no son otra cosa que pautas naturales de aprendizaje.

Cuando comprendemos que somos como niños en un proceso constante de maduración y que es normal cometer errores, enfadarse, entristecerse, juzgar a otros... cuando lo comprendemos en nosotros mismos, cuando sentimos amor por ese niño que está creciendo, aprendiendo, desarrollándose... inmediatamente lo comprendemos también en los demás, inmediatamente podemos sentir ese mismo amor por los demás.

Hoy por hoy no tengo dudas de que ese "ego" al que tanto criticamos no es otra cosa que nuestro "niño interior". Necesita comprensión y amor. Necesitamos comprensión y amor.

Y cuando ese amor que buscábamos fuera finalmente lo encontramos dentro, donde siempre estuvo esperándonos, es entonces cuando inevitablemente brota hacia el exterior, es imposible contenerlo, es imposible que no se desborde de nosotros hacia los demás, hacia el mundo, hacia la creación entera.

Al menos esa fue mi experiencia, casi de un día para otro, hace ya 13 años. Deje de juzgarme a mí mismo porque pude verme con los ojos comprensivos del amor. Y mi mundo cambio literalmente en cosa de días. Todo lo que veía era amor, belleza, perfección. Y en ese estado de ensoñación divina me llevé varios meses. Nada me molestaba, siempre presente, siempre feliz...

Al principio no comprendía lo que había pasado, ese cambio tan extraordinario, tan tremendo. Tampoco me obsesionaba el saberlo, simplemente disfrutaba de ello, disfrutaba de cómo me había afectado a mí, disfrutaba de cómo estaba afectando ahora también a mi entorno, a mi gente.

Pero hoy no tengo dudas de que aquel cambio se debió principalmente a que me vi con nuevos ojos. Con los ojos del Amor.

Aquel maravilloso descubrimiento se lo debo a que, en aquel momento crucial de mi existencia, llegó providencialmente a mis manos el libro de Louise L. Hay "Usted Puede Sanar su Vida". Todo un antes y un después.

Gracias Louisy!

Choose Your Language

 

Discover the many stories of our inner journeys

Image Caption
Image Caption
Image Caption
Image Caption
Image Caption
Image Caption
Image Caption